10.9 C
Neuquén
viernes, septiembre 24, 2021

Condenan a un local comercial de Cipolletti que discriminó por el peso corporal a un cliente

Un hombre que compró un par de zapatillas presentó una demanda no solo por la falla del producto sino por la manera en que lo trataron cuando hizo el reclamo. Ocurrió en un comercio de Cipolletti y la respuesta del vendedor fue que el calzado se rompía por su contextura física.


El primer par de zapatillas adquirido presentó fallas dos semanas después de la compra. Entonces el hombre regresó al comercio. «Lo que sucede es que las zapatillas no son para personas de tu peso», le explicaron. Esa situación incomodó severamente al cliente. En ese momento el vendedor le aconsejó la adquisición de un calzado de otra marca por el que tuvo que pagar la diferencia de precio. De todas formas, luego de dos meses volvió al negocio con el segundo par de zapatillas rajadas.

El cliente hizo el reclamo ante la Oficina Municipal de Información al Consumidor y luego en el Juzgado de Paz de Cipolletti. En el organismo del Poder Judicial la pretensión se encaminó a través del proceso de menor cuantía.

El hombre presentó la prueba, los tickets de las compras y un testigo que acreditó el trato recibido por parte de los representantes del comercio.

El fallo consideró que no se respetaron los derechos contemplados en la ley de Defensa del Consumidor, entre ellos el de trato digno y el de recibir información clara y veraz.

Es la primera vez que un fallo del Juzgado de Paz de la región condena el daño moral que incluye los daños provocados como consecuencia de la violación de los derechos personalísimos de la víctima y sus afecciones espirituales, englobando todas las modificaciones negativas espirituales o inmateriales.

En el caso puntual al describir los hechos el cliente relató que se vio incomodado severamente al formular el primero de los reclamos y angustiado en la segunda oportunidad, pues en ambas situaciones la persona que lo atendió en el comercio se refirió a su aspecto físico como motivador de las fallas del calzado. Es decir, lo hicieron responsable por la falla del producto.

En total la firma comercial deberá abonar al hombre la suma de 37.599 pesos por los rubros daño directo, daño moral y daño punitivo.

El fallo estableció que el deber de información tiene que contener todos los hechos que puedan influir sobre la decisión del cliente para que la persona pueda elegir y brindar su consentimiento respecto de la compra que está realizando. En el caso quedó probado que no hubo información cierta, clara y detallada respecto de todo lo relacionado con las características esenciales del producto.

- Advertisement -
- Advertisement -

Últimas Noticias

- Advertisement -spot_img

Articulos relacionados

- Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here