Caso Facundo Castillo: culminaron los alegatos de cierre

0
1500
Culminaron los alegatos de cierre. (Foto Vero Minutto).

Tras las exposiciones de las distintas partes, finalizaron los alegatos de cierre del juicio por el crimen de Facundo Castillo. El primero en hablar fue el juez técnico Guillermo Merlo, quien pidió que “respetemos la resolución a la cual va a llegar el jurado popular, que ha emprendido tamaña responsabilidad”. “No se festejan ni se repudian las resoluciones judiciales. Se aceptan o se recurren. Esto lo digo con el único fin de que podamos terminar este juicio en completa paz y en máximo respeto”, destacó.

Luego fue el turno de Emiliano Castillo, hermano de Facundo, quien expresó: “De mi parte y de parte de mis viejos, solo vengo a decirles y a toda la gente que nos está acompañando, que estamos acá por el amor que le teníamos a mi hermano”. “Él sembró un montón de amor y nos tocó a nosotros cosecharlo. En honor a él, simplemente les pido justicia. Ustedes ya vieron las pruebas”, agregó.

El fiscal Santiago Márquez Gauna sostuvo que “aportamos evidencia contundente por testigos y peritos de que ocurrió como nosotros acusamos, demostramos que la versión de la defensa es una mentira”, y agregó: “Miembros del jurado, les voy a solicitar respetuosamente, declaren responsable del delito de homicidio simple en concurso ideal con cinco tentativas de homicidio al señor Ramiro Gutiérrez”.

“Esto no es un accidente”, dijo el fiscal y consideró que “esto es un homicidio”. “El 19 de diciembre del 2021, a la salida de la fiesta Celebrate, en Finca La Nonnina, Ramiro Gutiérrez manejando una BMW X1, eligió no esperar y circular por la mano contraria. A raíz de eso se produjo una discusión. Ramiro, en vez de continuar, detuvo la marcha de la camioneta para que se bajara a pelear su amigo”, indicó.

Comentó que “al final de la pelea, se sube a su camioneta y, enojado por la situación, fue hasta la ruta 22, giró en U y volvió arremetiendo contra el grupo de personas con las que habían peleado, arrollando a Facundo Castillo”. “Luego de eso hizo marcha atrás, volvió a arrollar a Facundo”, dijo y añadió que “se fue primero hacia Neuquén y luego hacia General Roca”.

Juan Coto, abogado de la querella, se refirió al acusado y aseveró que “esto que hizo no tiene nombre”. “Lo que hizo es terrorífico”, recalcó y además manifestó que “se alteró la camioneta”.

Dijo que Ramiro Gutiérrez “había terminado de dar la vuelta en U, tomó una decisión. La decisión era acelerar e ir contra el grupo de personas y la decisión estaba basada en una intención. La intención de él era terminar con la vida de ese grupo de personas. Pudo con un caso que es Facundo. Cinco casos más, no pudo”.

“En consonancia con lo que el fiscal les solicitó, yo voy a solicitar que cuando ustedes completen los formularios, lo declaren al señor culpable”, concluyó.

Juan Coto, el abogado de la familia Castillo. (Foto: Vero Minutto).

Luego habló el abogado defensor Martín Segovia, quien señaló: “Los alegatos de apertura que tuvimos el primer día son una promesa que se le hace al jurado, porque cada uno venimos acá con una teoría del caso. Quiero decirles que, pese lo que pese, ni la fiscalía ni la querella la pudieron cumplir”.

Aseguró que Ramiro Gutiérrez “no tiene que probar nada. Porque todos nacemos con algo que nos da la Constitución Nacional, en todo Estado de derecho civilizado: somos todos inocentes hasta que se prueba lo contrario”.

“La prueba de que Ramiro Gutiérrez no es inocente, ese principio de inocencia constitucional que llevamos cada uno de nosotros en el cuerpo y en el alma, lo tienen que quebrar estos cuatro señores”, manifestó. “Ellos son los responsables de decir que Ramiro Gutiérrez es el autor de este hecho, que es el responsable de este hecho”, dijo y consideró que “vinieron con una teoría que no la pudieron probar”.

Martín Segovia, abogado de Ramiro Gutiérrez. (Foto: Vero Minutto).

El último en hablar fue Ramiro Gutiérrez, quien expresó: “A la familia Castillo, a los padres, a la mamá, al papá, a su hermano, pedir disculpas de corazón. Yo no quise matar ni a Facundo ni a nadie, no quise lastimar a nadie”.

“Sé que es un daño irreparable, pero no tengo más nada que pedir disculpas de corazón. Por más que no las tomen las disculpas, porque entiendo el enojo que pueden tener conmigo, pero yo no maté a nadie a propósito”, manifestó.

Además, sostuvo: “También le pido disculpas a mi familia, a todos los que estamos atravesando todo este proceso, muy doloroso para las dos familias. Pero quiero que sepan que respeto mucho el dolor de la familia Castillo y no lo comparo con ningún dolor”.

“Esa noche salí a divertirme como cualquier pibe de mi edad; tenía 24 años. No salí pensando en que iba a matar a nadie”, manifestó Gutiérrez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí